Tebeo o fumetti

Viajar, actividad propia de vacaciones, permite conocer otros sitios, otros países. Y mi pasión por el mundo de la historieta hace que en todo viaje que hago encuentre un momento para investigar cómo es el mundo del tebeo allá donde estoy.

Una escapada a Italia, apenas un fin de semana, ha sido suficiente para darme cuenta (y si me equivoco, por favor, corregidme en los comentarios quien lo conozca mejor) de las similitudes del mundo del fumetti italiano con el del tebeo español.

Una mirada a los quioscos permite encontrar ese rincón con las novedades de las series más populares, rincón ocupado junto a los clásicos superhéroes por los personajes propios italianos como Dylan Dog, Tex, Nathan Never, Martin Mystère y demás, publicados todos ellos por la editorial Bonnelli, en una edición que recuerda a las de las novelas de vaqueros de Marcial Lafuente Estefanía que leía mi abuelo.

Diabolik es otra de las series populares italianas que, desde el año 1962, permite al lector meterse en la piel del Rey del crimen eternamente perseguido por el Inspector Ginko. Tal es su popularidad que el Istituto Poligrafico e Zecca dello Stato dispone de una serie de láminas basadas en el personaje que, estos días atrás, podían verse en las famosas galerías Vittorio Emanuele II en Milán.Pero aparte de estas publicaciones seriadas, será al entrar en una librería especializada o al dirigirnos al rincón del fumetti en una librería general, cuando nos daremos cuenta de lo parecido que es el mundo editorial italiano alrededor del cómic al de España.

En las estanterías, una gran cantidad de novelas gráficas, de tebeo adulto, con ediciones cuidadas, ilustradores italianos con historias de todos los géneros y para públicos de todo tipo y gustos.

Biografías, como la de Martin Luther King o Wody Allen; la edición recopilada de Cinque Allegre Rapazzi Morti, historia basada en el grupo de Punk-Rock italiano Tre allegre ragazzi morti e ilustrada por su vocalista y guitarra Davide Toffolo, incluyendo en cada volumen un CD con sus grandes éxitos; novela gráfica negra como Una morte sospetta, de Hannah Berry; recopilaciones de grandes como Osamu Tezuka o Daniel Clowes;…

Pero también pude encontrar muchas ediciones que trataban temas comentados en este blog como el uso del cómic para enseñar o libros teóricos acerca del mundo del tebeo. Así, por ejemplo, la editorial Raffaello Cortina publica una serie de volúmenes que introducen al lector, mediante la ilustración, en la teoría de la relatividad, en el mundo de la estadística o en las teorías de la evolución de Darwin, entre otros. Y la editorial Dino Audino, dentro de su colección Manuale di script, incluye libros como Disegnari fumetti, de Mauro Antonini, o la traducción al italiano Scrivere fumetti e graphic novel de Peter David.

Una entrada que inagura, por tanto, una nueva categoría, Cómics en el mundo, y que evidentemente no tendrá mucha frecuencia (pues ni tiempo ni dinero lo permiten). Pero una entrada que nos permite afirmar que la máxima “toda persona tiene un tebeo que leer” es más internacional de lo que algunos pueden llegar a creer…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cómics en el mundo, Reseña. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s