Tebeos para enseñar: una introducción.

En el proceso de enseñar, sobre todo en etapas complejas como las de la  adolescencia, una de las dificultades con las que se encuentra el docente es el conectar con su alumno, conseguir captar su interés y  centrarlo en algo tan obtuso como las matemáticas, la física o la literatura de principios del XIX.   El profesor busca cualquier herramienta que le lleve a ese objetivo y el cómic, la historieta o el tebeo es, a día de hoy, un instrumento más tan válido como cualquier otro medio.

Pero ¿existen cómics que se puedan integrar en el proceso educativo? La respuesta es sí. Existen multitud de cómics, novelas gráficas o tebeos que pueden usarse para  la enseñanza y, además, cómics para cualquiera de las materias comprendidas en el currículo educativo actual de nuestros jóvenes.

De manera casi evidente, la historia es la asignatura en la que el uso de la novela ilustrada parece encajar mejor. De hecho, la publicación del año 2007 de título El comic: Un instrumento de motivación para la formación de historia en la ESO, de Ana Rosario Fernández Herrera, defiende la integración del cómic en las actividades de enseñanza y desglosa una serie de títulos que, como detalla, pueden utilizarse para trabajar los contenidos curriculares de la asignatura de historia en la Enseñanza Secundaria Obligatoria.

Así, para la época antigua podemos encontrar títulos como Papyrus,  Alix, Murena o la trilogía La Edad de Bronce; en el periodo medieval, se nombran obras como El Príncipe Valiente (a pesar de sus anacronismos) o Las Torres de Bois Maury, más rigurosa en su ambientación y hechos históricos; ya centrados en la Edad Moderna, Quetzalcoatl, Las siete vidas del Gavilán o la conversión al cómic de las aventuras de El Capitán Alatriste; la Edad contemporánea también tiene buen número de novelas gráficas históricas como 12 del Doce, una serie de 12 cómics  (de los que se llevan editados a día de hoy siete) alrededor de la Constitución de 1812, o De sangre y Ron sobre la guerra de Cuba; y, finalmente, el siglo XX cuenta con multitud de novelas gráficas que narran los hechos sucedidos como, por poner algún ejemplo,  El vals del gulag o  Maus, premio Pulitzer en 1992.

Como hemos dicho, la historia  por razones obvias es la que más se presta al uso de cómics pero no por ello es la única.  Así encontramos muchos otros ejemplos de tebeos que permiten trabajar contenidos de otras asignaturas: Logicomix o Última lección en Gotinga, para la asignatura de matemáticas; las multiples versiones de la Biblia o la obra Buda, de Osamu Tezuka, para asignaturas como Historia de las Religiones; la reciente Así habló Zaratrusta, el manga,  o obras que tratan vidas repletas de dilemas morales como, por ejemplo, El Arte de Volar, para asignaturas como Filosofía y Ética; la saga CicloCirco, para el tratamiento de valores como la amistad, la ecología y la convivencia; Darwin, la evolución de la Teoría, para Ciencias Naturales; El Negocio de los Negocios, para Economía,…

Multitud de novelas gráficas, de entre las que las anteriores sólo son una pequeña selección a modo de introducción,  que pueden usarse en una o varias de las asignaturas del currículo educativo de nuestros jóvenes.

Además de encontrar cómics que recogen parte de los contenidos propios de una asignatura, la narrativa gráfica puede utilizarse también como instrumento para enseñar. Y de esto existen también ejemplos como el Proyecto Autodidacta de Iván Lasso, que utiliza el cómic para explicar conceptos informáticos, las guía manga de la Física, y de la Electrónica, verdaderos libros de texto de las asignaturas que se incluyen en sus títulos, o los múltiples materiales didácticos ilustrados por David Guirao.

Un universo, el de los cómics, que como tratamos de reflejar en esta breve introducción no queda sólo en el mundo del entretenimiento sino que tiene cabida, también, en el de la enseñanza.

A lo largo de futuras  entradas de este blog extenderemos la lista de obras gráficas que pueden ser usadas en este contexto, así como las posibilidades que la narrativa gráfica puede ofrecer a los docentes como instrumento motivador en su proceso de enseñanza.

Tebeos para entretener, tebeos para enseñar…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cómics para enseñar. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tebeos para enseñar: una introducción.

  1. Pingback: Tebeos para conocer otros pueblos y culturas |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s